Uncategorized

Como mejorar mi juego interno

By 24 septiembre 2020No Comments

Si hay una demanda recurrente que vemos en Egoland es la de cómo mejorar mi juego interno. Se da por hecho para todos aquellos que quieren mejorar sus habilidades en seducción que este es un tema capital: explotar mejor nuestros puntos fuertes, eliminar miedos y optimizar nuestra autoestima. Y, de hecho, lo es.

En este artículo vamos a trabajar a fondo los puntos imprescindibles para mejorar tu juego interno. ¿Dispuesto a seguir leyendo y a cambiar? Te animo a leer este artículo con mentalidad abierta; puede modificar todo lo que conocías sobre seducción. Empecemos este camino de cambio juntos.

como-mejorar-mi-juego-interno

1 | Qué es el juego interno

¿Qué es el juego interno? Algunos de nuestros alumnos y lectores se refieren a ello como autoconfianza. Vamos bien por esa senda. Otros, también lo conocen como autoestima.

Y sí, los términos anteriores apuntan bien. Pero el juego interno es algo más que eso.

El juego interno va sobre el conjunto de creencias con las que nos movemos en la vida. Estas creencias condicionan directamente lo que hacemos y lo que sentimos.

En el proceso de mejorar nuestro juego interno, vamos a primero echarle un buen vistazo a nuestro pasado. A todo aquello que nos ha hecho ser como somos, que ha condicionado nuestros puntos fuertes y todo lo maravilloso que tenemos.

También a aquello que ha influido en llevar más o menos carga emocional y posibles traumas. Cuando consigamos librarnos de ello tendremos el primer paso para mejorar nuestro juego interno para siempre y de manera profunda.

como mejorar mi juego interno

Pero trabajar nuestro juego interno no implica sólo mirar al pasado. La otra mitad implica desarrollar creencias nuevas y cambiar, orientando así nuestra vida a donde la queremos llevar. Tener claro dónde queremos llegar.

El proceso para llegar a ser una persona seductora podría sintetizarse en eliminar los bloqueos que impiden a nuestro carisma y personalidad fluir libremente.

Así, es el proceso en que vamos a adquirir las habilidades necesarias para proyectar una realidad interna rica de base. Es decir, el convertirnos en personas completas, atractivas y que luchan por lo que quieren.

¿Qué es lo que nos condiciona y nos impide avanzar?

Todos tenemos en mayor medida miedos que nos obstaculizan, a veces en forma de imágenes o voces del pasado que ya no nos sirven. Creo que romper estas barreras es algo meritorio, valioso y a las que ojalá todos logremos enfrentarnos.

Para ello iremos eliminando progresivamente inseguridades que nos impiden llegar a este objetivo, y a optimizar nuestros puntos fuertes que nos hacen naturalmente atractivos.

2 | ¿Te sientes identificado con estas situaciones?

Te expongo un par de situaciones que abajo llevarán una explicación suplementaria:

  • «Cuando veo una chica con la que me gustaría hablar, el 99% de las ocasiones no lo hago. Bueno, si he tomado un par de copas la cosa cambia. Aunque en realidad esto me pasa con aquellas que me parecen físicamente muy atractivas»
  • «Salgo, me relaciono, soy amable en general, chicos incluidos. Tengo citas de tanto en tanto, pero nunca acaban de cuajar en que uno me gusta mucho. Ya me ha pasado muchas veces así que debe de haber algo que no funciona bien en mi»

Ahora vamos con ambos textos comentados:

  • «Cuando veo una chica con la que me gustaría hablar, el 99% de las ocasiones no lo hago (¿por qué no?¿Que puede haber que físicamente te impida hablar con la mayor parte de personas a las que te gustaría acercarte?).
    Bueno, si he tomado un par de copas la cosa cambia (el alcohol como droga que cerebralmente nos permite desinhibirnos, lo cual debería hacerse de forma natural). Aunque en realidad esto me pasa con aquellas que me parecen físicamente muy atractivas (con lo cual los pensamientos limitantes se disparan: no está en mi liga, la voy a molestar, parece muy ocupada, soy un cobarde…)«.
  • «Salgo, me relaciono, soy amable en general, chicos incluidos (como sanamente debe ser, relacionarse con todo el mundo por igual). Tengo citas de tanto en tanto, pero nunca acaban de cuajar (¿es así realmente?¿qué experiencia buenas a recordar has tenido por el camino? Seguro que las hay) en que uno me guste mucho.
    Ya me ha pasado muchas veces así que debe de haber algo que no funciona bien en mi (¡y cosas que seguro ya funcionan muy bien!)».

Estas situaciones muestran signos claros de que se puede mejorar tu juego interno, y otras tantas cuestiones que puedes plantearnos en los comentarios de abajo.

3 | ¿Por qué es importante mejorar mi juego interno?

#1. Porque lograrás disfrutar más de tus relaciones
Deja de sufrir por los demás. Aquí es secundario el que se trate de una persona con la que vas a coincidir puntualmente en un periodo concreto o que te plantees que sea esa persona con quieres compartir tu vida. Mejorando tu juego interno gozarás más pase lo que pase.

#2. Porque reducirás el miedo a acercarte a hablar con desconocidos
Acercarnos a los demás normalmente puede generarnos ansiedad. Pero no hay ninguna justificación para que llegue a bloquearnos. Esta ansiedad social puede mejorarse y superarse, también trabajando el juego interno.

#3. Porque te sentirás más seguro/a
Si tengo claras mis creencias y además las optimizo hacia algunas más potenciadoras y sanas, me sentiré más seguro o segura. Y hasta estarás más guapo o más guapa que cualquier modelo tras una buena sesión de photoshop.

#4. Porque gestionarás mejor los posibles rechazos
Abajo profundizaremos en ello y entenderemos los rechazos como algo que forma parte de la seducción. Entenderlo es el primer paso para saber gestionarlo.

#5. Porque no te quedarás sin cosas que decir
Nos quedamos sin cosas que decir no porque no tengamos cosas que decir, si no porque pensamos demasiado, no vaya a ser que diciendo algo molestemos a los demás, o no sea gracioso, o no sea adecuado.

#6. Porque te valorarás más
Mejoro mi autoestima – parte del juego interno – y así aprendo a valorarme más, paso previo imprescindible para que los demás me valoren más.

#7. Porque así mejorarás tu juego externo
Mis creencias condicionan lo que hago y lo que siento. Si mejoro mi mundo interior, acabaré haciendo cosas que antes no creía posible, como suele pasar en nuestros talleres.

mejora-tu-juego-interno

4 | Los seis niveles de cambio y aprendizaje

Los seis niveles de cambio nos proporcionan una buena herramienta para mejorar nuestro juego interno, ya que nos explican los diferentes niveles en los que podemos cambiar.

Para cambiar nuestro juego interno, tenemos que aprender.

Así que vamos a utilizar aquí los seis niveles de cambio, que también se trabaja en Programación Neurolingüística – PNL (si quieres saber más sobre la PNL visita este enlace).

Aquí los tienes listados:

  • El entorno. Todo aquello que nos rodea. Donde vivimos, nuestros amigos, familia.
  • Las conductas. Lo que hacemos.
  • Las habilidades. El conjunto de destrezas que poseemos.
  • El autoconcepto. Lo que pensamos sobre nosotros mismos.
  • Las creencias. Todo aquello que pensamos sobre las relaciones, sobre las personas, sobre el amor y el sexo.
  • La espiritualidad. Nuestro propósito vital, nuestro lugar en el mundo.

Te animo a que repases este artículo sobre estos seis niveles. Los tres primeros son de juego externo y los tres siguientes de juego interno. Aquí viene el secreto de estos niveles de cambio. Si cambias los niveles de juego externo, generalmente los de juego interno evolucionan.

Si cambias los de juego interno… sucede algo mágico: todos los que están en el rango inferior evolucionan también. Y esto es algo que podemos utilizar a nuestro favor.

Si las creencias sobre ti mismo se vuelven más potenciadoras, en tal caso tus habilidades se desarrollarán mejor, tus comportamientos cambiarán y te rodearas de personas diferentes y más positivas para ti ¿Ves claramente que este proceso es más chulo que comerse un delicioso helado en verano?

«¿Te relacionas para obtener, ofrecer o compartir?

Así, y ya te adelantaba al principio que esto es algo que no todo aquel que lo lea va a encajar bien. Muchas personas, aprendices de algo en general y de seducción en particular intentan cambiar sus conductas porque parece algo más fácil y eficaz. Cambiar las creencias, por otro lado, parece un largo, lento y en ocasiones imposible camino.

Si quieres conseguir convertirte en una persona seductora, que convence, se comunica bien, se siente segura, mira directamente a los ojos, mantiene una buena postura corporal etc. tienes dos opciones.

La primera es ir cambiando esas conductas una a una, en un inacabable proceso. La segunda es pegarte un valiente y amplio repaso por dentro.

Te hago otra propuesta.

Imagina que por otro lado te centras en cambiar cómo te valoras. Que no tienes la necesidad de obtener sí o sí cosas en una conversación (un número de teléfono, que te hagan caso, sexo o lo que sea que deseas conseguir).

Inmediatamente muchas, muchas cosas cambiarán en consecuencia en los diferentes niveles.

Todos somos personas seductoras. Lo somos desde que nacemos, cuando somos niños atraemos de manera natural.

Aquí entra el no tener necesidad de proyectar valor, porque te sentirás con valor simplemente siendo, estando, existiendo. No tendrás que buscar aprobación porque te aprobarás a ti mismo.

Ya eres una persona válida con recursos, capaz, válida y completa. Hoy, ahora, en este momento. Lo único que tienes que hacer es desbloquearla. Esto no es necesariamente instantáneo, pero te aseguro que no es tan difícil como crees. Demos un paso más.

¿Quieres una sesión con Luis Tejedor?

5 | Pautas para mejorar tu juego interno

1 | Busca los motivos por los cuáles te relacionas

En este artículo proponía una manera concreta de relacionarnos con los otros:¿Te relacionas para obtener, ofrecer o compartir? Aquí nos centramos en el punto del que partimos a la hora de acercarnos a los otros, y hay mucho de actitud para ello.

En este punto tenemos que darnos a nosotros mismos una respuesta sincera. Si entendemos las relaciones como una transacción donde tomamos únicamente es un punto de vista limitado.

Si ofrecemos, o mucho mejor si buscamos compartir, estaremos mejorando nuestro juego interno.

«Proceso para llegar a ser una persona seductora: elimina los bloqueos que impiden a tu carisma y personalidad fluir libremente.»

¿Por qué?

Por la imagen que estamos autogenerándonos. Por el placer de relacionarnos desde un prisma de cooperar o no de «conseguir» únicamente. Es mucho más saludable y estaremos sintiéndonos mejor con nosotros mismos.

Si hay algo en nosotros que nos lleva sólo a tomar (alguna experiencia pasada, una parte de nuestra personalidad etc.) podemos corregirla.

Somos mucho más felices dando y siendo altruístas. Y por cierto, nos hace mucho más seductores como muestra este interesante estudio de la universidad de Worcester, en Reino Unido, más allá incluso de la apariencia física.

2 | Supera la paradoja del seductor

Todos somos personas seductoras. Lo somos desde que nacemos, cuando somos niños atraemos de manera natural. Fíjate que los niños son naturalmente cautivadores y pueden seducirnos sólo con una mirada, con un gesto.

Lo anterior es sano y es positivo. No lo es tanto encerrarnos en una categoría estanca como seductores o seductoras. Esto puede parece paradójico en una web en la que trabajamos sobre seducción.

Pero puede ser un obstáculo para mejorar tu juego interno, como ahora verás.

Llevar puesta la etiqueta de “seductor” no hace sino condicionarte para mantener vivo ese rol. Es una poderosa forma de ego. Ponte una etiqueta y serás su rehén.

Una medida muy higiénica que tratamos de asimilar desde el principio, fundamental para ese Juego Interno sano, consiste en ser conscientes de que no debemos demostrar nada a nadie.

En todo caso sí a nosotros mismos: que podemos cambiar y tomar el control de lo que nos pasa, entendiendo al mismo tiempo que no podemos controlarlo todo.

juego-interno-seduccion

Esa etiqueta que solo puede existir definida por nuestros logros pasados y sujeta a expectativas futuras. Si consigo ciertos logros, será un seductor o una seductora; si no, no podré sentirme como tal.

Cuanto más disfrutemos por el mero hecho de “ser un seductor/a”, y cuanto más tiempo sembremos sobre esa idea, más extrañamente incómodos o decepcionados nos sentiremos cuando los días pasen sin que nos ajustemos a estas “proezas”.

La conclusión a la que quiero llegar es aprender a disfrutar del momento creado gracias a nuestros recursos, evitando otorgarle una identidad que deba sobrevivir en el tiempo.

El vacío que se producirá cuando no estés “siendo un seductor” provocará dolor y erróneamente guiará tus esfuerzos a lograr otro “éxito” en el que regodearte temporalmente.

Disfruta del momento, disfruta del presente y vívelo. Puedes encontrar más sobre cómo practicar el presentismo en el artículo que escribí «Vive el presente».

Además estarás también así mejorando tu juego interno, ya que en mi opinión la capacidad de vivir en el presente es básico y fundamental para una personalidad seductora.

Una personalidad arrebatadora vive en el presente y trata de gozarlo al máximo. Esta es una característica brutalmente seductora.

3 | Sé asertivo

La asertividad es la herramienta que tenemos para poder llevar a cabo este trayecto y a la vez esta es la prueba de que tenemos un juego interno realmente bueno.

La asertividad te permite expresar una sana autoestima. ¿Por qué? Por que aquí hay varios círculos con intersecciones entre ellos.

«La empatía es la via de oro para estar en conexión con los demás.»

Siendo asertivos nos expresamos, pedimos lo que queremos y dejamos de estar en una postura sea pasiva sea agresiva.

Actuando así nos sentimos mejor con nosotros mismos, ya que no hacemos daño al otro ni a nosotros mismos al actuar de manera diferente a como queremos.

Esto mejorar nuestro juego interno, ya que lo fortalece. La expresión de un buen juego interno es una sana autoestima, ya que nos valoramos.

Fíjate como al expresar lo que queremos, encontrando ese término medio conseguimos sentirnos mas fuertes, más equilibrados.

¿Quieres mejorar este punto? Practica la asertividad mediante ocho puntos clave.

4 | Empatía: la vía de oro para conectar socialmente

La empatía es prima hermana de la asertividad. Siendo empáticos también conseguimos lo que queremos, haciendo además partícipe al otro.

La empatía decía que es la vía de oro para estar en conexión con los demás, ya que denota una alta inteligencia social. Si quieres profundizar aquí tienes una lista de libros sobre inteligencia emocional.

El juego interno nos hace ser empáticos. Si sé ponerme en el lugar del otro y entender sus motivaciones, deseos y miedos, será seguro una persona más seductora.

5 | El derecho a intentar conseguir lo que quieres

O lo que es lo mismo, darte permiso para ello. Este puede ser el mejor catalizador para tu juego interno. El ir a por lo que quieres, a cruzar esa barrera para conocer a ese desconocido que te gusta, a pedir una cita los dos a esa chica que tanto deseas desde hace tiempo.

Como decía en el artículo sobre cómo mejorar la autoestima, cambiando nuestras creencias podemos cambiar lo que realmente nos acaba pasando.

Cuando ambas cosas pasan, nos permitimos atrevernos más fácilmente luchar por lo que deseamos.

Por supuesto, esto ayuda y mucho. En este apartado del artículo vamos a ver una manera más simple (aunque no necesariamente más sencilla) para cambiar.

Haz un listado de tus sueños, tal cual. Cómo quieres verte, sentirte, donde quieres vivir, quienes quieren que sean tus amigos, cuánto dinero quieres ganar, que lecturas quieres tener…

Quizás algunas de estas cosas ya estén en tu vida; las que te falten podrás escribirlas para empezar a dirigir tus pensamientos y acciones hacia ellas.

6 | El rechazo: a veces inevitable, a veces reorientable y a veces transitorio

El rechazo es uno de los temas de los que más habla en seducción. Tanto como para evitarlo, minimizarlo, gestionarlo o aprender de él.

No es para menos, ya que si decidimos salir de nuestra zona de confort no todo el mundo va a responder como queremos de la forma que queremos, y ahora. Esto es imposible así que cuanto antes lo entendamos y aceptemos mejor.

En el siguiente vídeo podemos escuchar una entrevista de Helio sobre cómo gestionar un no de la persona que nos gusta.

 

El problema no es que alguien no coincida con nosotros en un momento dado (dar el teléfono, tener una cita, tener sexo etc.) si no en como nosotros procesamos esto.

Cuál es la explicación que nos damos; más normalmente nos perjudicamos que nos ayudamos.

No soy lo suficientemente alto, guapa, divertido, sexy, agradable, no tengo la posición social adecuada, soy torpe… Aquí podemos poner el adjetivo que queramos.

Bien, una adecuada interpretación de la realidad nos va a ayudar aquí y que esto no repercuta sobre nuestro juego interno. Si decido trabajármelo, sé de manera clara quién soy y qué quiero… ¿por qué habría de molestarme que una persona en un momento dado no coincida conmigo?

mejorar-mi-juego-interno

Cuidado, yo quiero que pase algo, lo propongo, soy asertivo y empático. Eso es lo que tengo que hacer. Con ello, el otro decide libremente qué hacer y que no.

Respecto a lo de reorientable, abracemos lo que con una persona en un momento dado podemos compartir. Quizás en ese momento no esté para una relación de pareja, pero porque no disfrutar de los momentos que podamos compartir juntos. O de una sana amistad, o de un montón de cosas más.

En todo caso, como decimos en Egoland el rechazo puede ser transitorio. Con la actitud adecuada lo que ahora era un rechazo esto puede cambiar, siempre con esa libertad de que el otro actúe como decida.

Aquí te recomiendo el genial artículo de Javi Santoro «El halago del no I» y el «Halago del no II»

Hay miles de personas con las que puede conectar y tener experiencias maravillosas. Entiende el rechazo, si decides insistir en alguien que te importa hazlo, pero si no responde pasa a otra cosa; hay ahí fuera muchas personas que sí valorarán lo que ofreces.

7 | Háblate de manera positiva

En ocasiones somos nuestros jueces más severos.

Si queremos mejorar nuestro juego interno el establecer un lenguaje positivo con nosotros mismos es absolutamente fundamental, y uno de los mejores trabajos que podrás hacer para ser feliz.

Tomaremos un primer ejemplo del punto anterior, en caso de rechazo. Pongamos por caso que tal chico o chica ahora mismo no accede a tener una cita con nosotros, y nos dice que realmente ahora mismo tiene un tiempo escaso para ocio.

Bien, esto será verdad o no, tendrá compañía habitual o no, esto ahora mismo no nos interesa. Sí la historia que nos contamos a nosotros mismos.

Una alternativa sería decirnos «Bueno el/ella se lo pierde. Yo valgo mucho y no ha sabido apreciarlo. Ya se apañará». Mal; esta explicación es negativa, no es empática y sólo viene de un punto en que nuestro ego está herido.

mejorar mi juego interno

Otra explicación posible «Me gustaría que quedásemos, aunque no es el fin del mundo. He expresado mis deseos y eso es importante. Además ahí fuera seguro que hay muchas personas atractivas que estarán contentas de quedar conmigo». Aquí ya vamos mejor.

Hay cosas que están bajo nuestro control y otras que no. Hablarnos bien, con cariño, cuidándonos, no machacándonos si las cosas no salen bien, es la forma que elegimos para encontrarnos bien con nosotros mismos.

Aquí te voy a proponer que empieces a ser consciente acerca de cómo te hablas, de tu lenguaje interior. Fíjate que el lenguaje interior puede ser tanto hablado, expresado en palabras y por tanto con sonidos, como pensado, es decir, que te lo quedes para ti. En ambos casos es importante el fijarte en qué está pasando.

Así, fíjate en si utilizas expresiones como «Siempre me pasa lo mismo…», «Nunca consigo x cosa…», «Soy torpe…». Esta manera de hablar no deja alternativas, son rígidas y absolutistas. Darse cuenta de cómo te hablas es el primer escalón para acabar cambiándolo.

8 | Aprende lo que es bueno para ti

Haz tu propio camino en todo esto. Para ello, debes aprender a distinguir lo que es bueno para ti, y limpiarte de influencias.

En este punto, quiero enfatizar que en el ámbito de la seducción con tantas voces diferentes que hay, es fácil confundirse.

Como decía, es fácil confundirse. En algunos sitios te dirán el ser directo, en otros indirecto. Algunos harán énfasis sobre el lenguaje no verbal, otros sobre el contenido de las palabras que utilizas.

Otros favorecerán contenidos con un tufillo misógino, o hembrista. Por supuesto lo último no nos conviene, pero otras opciones mejor intencionadas pueden marearnos y retrasar nuestro cambio personal.

«Para cuidar cómo te sientes cuida cómo te hablas a ti mismo.»

Aprende a ver lo que sea positivo para ti, lo que además de soluciones cortoplacistas te ayuda a llevar una vida más completa y más equilibrada.

¿Te sientes bien al hacer, pensar o sentir algo, o te chirría? ¿Piensas que es una solemne tontería, o te aporta valor? Sí, una voz «autorizada» puede proponerte algo pero te resulta coherente?

Y por supuesto sobre el contenido de este artículo. Léetelo, reflexiónalo y hazme llegar tus comentarios 😉

Quiero aquí poder compartir contigo algo de lo que me siento muy honrado, que son las opiniones de algunos alumnos y alumnas que han pasado por nuestros talleres.

Conoce pues de primera mano opiniones de talleres por alumnos que han pasado por nuestros talleres de juego interno, así como de otros talleres.

6 | Conclusión

Espero con todo esto haber respondido a la pregunta: cómo mejorar mi juego interno.

¿Quieres una sesión con Luis Tejedor?

Mejorar tu juego interno y seducir más es un trabajo continuo. Es un trabajo necesario y que repercutirá en sentirte más seguro contigo. Te vas a gustar más y vas a gustar más.

Como decimos en Egoland, sedúcete a ti mismo para seducir a los demás, sedúcete para seducir. Los demás lo están esperando.

 

Los seis niveles del juego interno

Egoland 3.0, que bien suena. Suena tan bien como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band… ¡o más! Y es que en esta nueva etapa como veis proponemos un montón de contenido ajustado a las necesidades que hemos detectado en los últimos años, en todas las personas con las que hemos trabajado. Así como formatos que nos habéis pedido. No os quejareis, mandangueritos y mandangueritas, todo para los que nos seguís fielmente.

[pullquote]El Juego Interno es todo lo que piensas y sientes interactuando con los demás, y que por tanto condiciona lo que haces[/pullquote]

Una de las demandas que siempre nos salen es cómo me siento más seguro/a, cómo rompo mis miedos, mi ansiedad de aproximación… En lo que a mi respecta, a lo largo de todos estos años me he ido enfrentando profesionalmente – en el significado más puro de esa palabra, “poner una cosa o a una persona frente a otra” a hacer que las personas con las que he trabajado superaran todo aquello que les obstaculizaba a mejorar su relación con los demás. Me encanta, y sobre esto precisamente va lo que llamamos Juego Interno.

Así, el Juego Interno viene referido a todo aquello que pensamos o sentimos cuando nos relacionamos con los demás. Sea a un nivel puramente social, pasando ya a un plano más personal o llegando a lo sexual. Te pongo dos ejemplos de ello, dos situaciones en las que se ve reflejado el juego interno que tienes:

– Ves a una chica hablando con sus amigas, por la noche, y te apetece enormemente atractiva. Por fin reúnes el valor para acercarte a hablar con ella pero de repente algo te hace sentir que harás el ridículo y te quedas bloqueado.

– Pese a que te consideras una chica con cosas positivas por las que los chicos se sienten atraídos por ti, siempre acabas cayendo en los mismos errores (sea autosabotearte, siendo demasiado exigente o por el contrario demasiado permisiva, por ejemplo) No sabes exactamente porqué pasa esto, y todo ello te hace sentirte mal.

En ambos casos hay algún fallo o aspecto mejorable en tu juego interno. En este artículo y en su continuación vamos a entender mejor cómo podemos cambiarlo.

[av_button label=’Aprende más sobre cómo sentirte más seguro/a’ link=’page,8920′ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’no’ icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ color=’orange’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ av_uid=’av-4ia47h’]

 

Los seis niveles del juego interno.

Antes de meternos en materia voy a lanzar una advertencia. La posibilidad de cambiar en ocasiones da mucho miedo, pero aquí con esto que os voy plantear reúno cantidades de conocimiento generado en Egoland con el ejemplo de los mayores expertos que conozco en seducción y mis aprendizajes trabajando en consulta y talleres. Así que siéntete seguro/a de que te proponemos cosas sólidas y sensatas.ser valiente para mi vida

Algunas de las personas más admirables que he conocido han sido precisamente aquellas que aunque les daba miedo cambiar, salir de su zona de confort y dar un paso más… personas que a pesar de sus miedos acababan poniéndose en marcha y cambiando.

También quiero adelantar que el contenido de este artículo va a hacer que determinados mecanismos de defensa se activen. Además precisamente de aquellas personas que más necesiten leer y entender su sentido ¡Avisado/a quedas de las consecuencias! 😉

Niveles de cambio y de aprendizaje.

 

infografia-niveles-6De una manera lógica basada en el sentido común, seguro que al leer estos pasos te sentirás identificado/a. Ello por tu propia experiencia en el día a día o recordando cómo fue el proceso de querer cambiar algo (cambiar = aprender).

Estos estadios de cambio están basados en las dinámicas del aprendizaje y han sido utilizados también por la PNL. Todos los cambios a los diferentes niveles son buenos y deseables. Los primeros niveles son más fáciles de cambiar, a medida que vamos avanzando del 1 al 6 es más difícil. O requiere más esfuerzo, o más sutileza o mayor cantidad de aprendizajes para ello.

#1 El entorno.
#2 Los comportamientos.
#3 Las habilidades.
#4 Las creencias.
#5 El autoconcepto.
#6 La espiritualidad.

Tú eres tú y tus circunstancias, como dice el conocido aforismo. Y es verdad. Las circunstancias son todo aquello que nos rodea, desde la vivienda donde vivimos, nuestra localidad, nuestras amistades, el nivel de ruido en el que nos desenvolvemos, si vivimos en una ciudad grande, en un pueblo o en una aldea…

Cambia tu entorno y empieza a cambiar tu juego interno.

Todo aquello que nos rodea tiene una influencia decisiva en quienes somos, en cómotaller juego interno seduccion nos vemos y en qué es lo que hacemos finalmente, en cómo acabamos actuando. Podemos poner mil ejemplos. En esta Egolandswer que llamamos Me da vergüenza ligar porque me siento observado, Luis y yo hablábamos de cómo en localidades pequeñas o medianas la influencia del entorno cuenta a la hora de seducir y de sociabilizar:

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=WVbQ-oro7FQ&w=320&h=240]

Ahí, si vemos que esto nos influye demasiado, tenemos dos opciones: o cambiamos nosotros o cambiamos de sitio y vivimos en otro lado. En la primera opción podemos provocar pequeños cambios en nuestro entorno modificando nuestra actitud. Y lo ciertro es que en determinados entornos cuando alguien empieza a hacer cosas diferentes el entorno puede ir cambiando. En la segunda, el cambio de entorno es total y por tanto empezamos de nuevo. En ambos casos como puedes ver estamos haciendo para modificar el entorno que nos rodea y por tanto los estímulos externos.

El objetivo aquí es que por ello nuestro juego interno cambie. Lo interior tiene una influencia decisiva en lo interior, y viceversa. Se retroalimentan y si es en la dirección que queremos esto es bueno.

¿Qué puedo cambiar en mi entorno para trabajar mi juego interno?

A lo largo de estos años y de tantos y tantos talleres he visto que en nuestros alumnos y alumnas aparecían una serie de temas comunes. Por ejemplo el de las amistades. ¿Tienes amigos y amigas potenciadoras o que te limitan a la hora de relacionarte con los demás? Si no te ayudan en este punto debes de encontrar y desarrollar nuevas amistades. No se trata de que elimines amigos de tu vida porque sí. Pero recuerda de nuevo: si quieres cambiar de verdad debes de cambiarlo todo.

En todo caso aquí la regla general es añadir y sumar, no eliminar porque sí. Lo mismo en tu vivienda habitual. Si por ejemplo quieres tener más citas y más exitosas donde vives, tu apartamento y hasta tu habitación son temas cruciales (puedes consultar esta serie de artículos sobre citas que escribí aquí en el blog). Poderoso caballero es Don Dinero, podreis decir. Pero en tantas otras cosas, como en el caso de la vivienda, se puede ser creativo. Un entorno en el que vivas y esté aseado y muestre tu personalidad no tiene por que ser caro.

Probablemente surjan dificultades y miedos por el camino, como en todo proceso de cambio. Puedes pedir consejo a personas que conozcas que hayan pasado por lo mismo, o a los caballeros de la tabla redonda, que en este caso seríamos los instructores de esta casa.

[av_button label=’Taller de juego interno’ link=’portfolio,8523′ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’no’ icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ color=’orange’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ av_uid=’av-2ymav1′]

Si queremos cambiar de verdad tenemos que cambiarlo todo. Con cambios cosméticos y superficiales tendremos sobre todo la sensación de que estamos cambiando… pero no conseguiremos más que cambios superficiales. Si quieres un gran cambio debes de poner la carne en el asador. Esta será tu mejor aventura, y como veremos en próximos artículos cambios en esta área influirá positivamente en otras.

ejercicio-juego-interno

Un super, hiper y requete positivo abrazo,

Antoni.

Los seis niveles del Juego Interno (I)

Egoland 3.0, que bien suena. Suena casi tan bien como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band… ¡o más! Y es que en esta nueva etapa como veis proponemos un montón de contenido ajustado a las necesidades que hemos detectado en los últimos años,por todas las personas con las que hemos trabajado. Así como formatos que nos habéis pedido. No os quejareis, mandangueritos y mandangueritas, todos para los que nos seguí fielmente.

Una de las demandas que siempre nos salen es cómo me siento más seguro/a, cómo rompo mis miedos, mi ansiedad de aproximación… En lo que a mi respecta, a lo largo de todos estos años me he ido enfrentando profesionalmente – en el significado más puro de esa palabra, “poner una cosa o a una persona frente a otra” a hacer que las personas con las que he trabajado superaran todo aquello que les obstaculizaba a mejorar su relación con los demás. Me encanta, y sobre esto precisamente va lo que llamamos juego interno.

Así, el juego interno viene referido a todo aquello que pensamos o sentimos cuando nos relacionamos con los demás. Sea a un nivel puramente social, pasando ya a un plano más personal o llegando a lo sexual. Te pongo dos ejemplos de ello, dos situaciones en las que se ve reflejado el juego interno que tienes:

– Ves a una chica hablando con sus amigas, por la noche, y te apetece enormemente atractiva. Por fin reúnes el valor para acercarte a hablar con ella pero de repente algo te hace sentir que harás el ridículo y te quedas bloqueado.

– Pese a que te consideras una chica con cosas positivas por las que los chicos se sienten atraídos por ti, siempre acabas cayendo en los mismos errores (sea autosabotearte, siendo demasiado exigente o por el contrario demasiado permisiva, por ejemplo) No sabes exactamente porqué pasa esto, y todo ello te hace sentirte mal.

En ambos casos hay algún fallo o aspecto mejorable en tu juego interno. En este artículo y en su continuación vamos a entender mejor cómo podemos cambiarlo.

Los seis niveles del juego interno

Antes de meternos en materia voy a lanzar una advertencia. La posibilidad de cambiar en ocasiones da mucho miedo, pero aquí con esto que os voy plantear reúno cantidades de conocimiento generado en Egoland con el ejemplo de los mayores expertos que conozco en seducción y mis aprendizajes trabajando en consulta y talleres. Así que siéntete seguro/a de que te proponemos cosas sólidas y sensatas.

Algunas de las personas más admirables que he conocido han sido precisamente aquellas que aunque les daba miedo cambiar, salir de su zona de confort y dar un paso más… lo acababan haciendo.

También quiero adelantar que el contenido de este artículo va a hacer que determinados mecanismos de defensa se activen. Además precisamente de aquellas personas que más necesiten leer y entender su sentido ¡Avisado/a quedas de las consecuencias!

Niveles de cambio y de aprendizaje.

De una manera lógica basada en el sentido común, seguro que al leer estos pasos te sentirás identificado. Ello por tu propia experiencia en el día a día o recordando cómo fue el proceso de querer cambiar algo (cambiar = aprender).

Estos estadios de cambio están basados en las dinámicas del aprendizaje y han sido tomado por la PNL. Todos los cambios a los diferentes niveles son buenos y deseables. Los primero son los más fáciles e cambiar, a medida que vamos avanzando del 1 al 6 es más difícil. O requiere más esfuerzo, o más sutileza o mayor cantidad de aprendizajes para ello.

1. El entorno.
2. Los comportamientos.
3. Las habilidades.
4. Las creencias.
5. El autoconcepto.
6. La espiritualidad.

Te propongo un pequeño ejercicio: piensa en determinados momentos, en algunas tareas más fáciles o más difíciles, o en retos concretos a los que te hayas enfrentado ¿Qué es lo que quisiste cambiar primero? ¿Y en otros? ¿Con qué resultado? 

Los seis niveles del juego interno: El entorno.

Tú eres tú y tus circunstancias, como dice el conocido aforismo. Y es verdad. Las circunstancias son todo aquello que nos rodea, desde la vivienda donde vivimos, nuestra localidad, nuestras amistades, el nivel de ruido en el que nos desenvolvemos, si vivimos en una ciudad grande, en un pueblo o en una aldea…

En la primera parte de esta serie de artículos sobre juego interno, llamada Los seis niveles del Juego Interno,  vimos que hay seis niveles en los que podemos trabajar para mejorar nuestro juego interno en la seducción. Hoy hablaremos del entorno en el juego interno. En este artículo nos pondremos el mono de trabajo y empezaremos a cambiar de fuera a dentro. Vamos a por ello, que hay mucha tela que cortar.

[av_button label=’Primer parte artículos juego interno’ link=’post,9805′ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’no’ icon_hover=’aviaTBicon_hover’ icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ color=’teal’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ av_uid=’av-130dhil’]

 

Cambia tu entorno y empieza a cambiar tu juego interno.

Todo aquello que nos rodea tiene una influencia decisiva en quienes somos, en cómotaller juego interno seduccion nos vemos y en qué es lo que hacemos finalmente, en cómo acabamos actuando. Podemos poner mil ejemplos. En esta Egolandswer que llamamos Me da vergüenza ligar porque me siento observado, Luis y yo hablábamos de cómo en localidades pequeñas o medianas la influencia del entorno cuenta a la hora de seducir y de sociabilizar:

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=WVbQ-oro7FQ&w=320&h=240]

Ahí, si vemos que esto nos influye demasiado, tenemos dos opciones: o cambiamos nosotros o cambiamos de sitio y vivimos en otro lado. En la primera opción podemos provocar pequeños cambios en nuestro entorno modificando nuestra actitud. Y lo ciertro es que en determinados entornos cuando alguien empieza a hacer cosas diferentes el entorno puede ir cambiando. En la segunda, el cambio de entorno es total y por tanto empezamos de nuevo. En ambos casos como puedes ver estamos haciendo para modificar el entorno que nos rodea y por tanto los estímulos externos.

El objetivo aquí es que por ello nuestro juego interno cambie. Lo interior tiene una influencia decisiva en lo interior, y viceversa. Se retroalimentan y si es en la dirección que queremos esto es bueno.

¿Qué puedo cambiar en mi entorno para trabajar mi juego interno?

A lo largo de estos años y de tantos y tantos talleres he visto que en nuestros alumnos y alumnas aparecían una serie de temas comunes. Por ejemplo el de las amistades. ¿Tienes amigos y amigas potenciadoras o que te limitan a la hora de relacionarte con los demás? Si no te ayudan en este punto debes de encontrar y desarrollar nuevas amistades. No se trata de que elimines amigos de tu vida porque sí. Pero recuerda de nuevo: si quieres cambiar de verdad debes de cambiarlo todo.

En todo caso aquí la regla general es añadir y sumar, no eliminar porque sí. Lo mismo en tu vivienda habitual. Si por ejemplo quieres tener más citas y más exitosas donde vives, tu apartamento y hasta tu habitación son temas cruciales (puedes consultar esta serie de artículos sobre citas que escribí aquí en el blog). Poderoso caballero es Don Dinero, podreis decir. Pero en tantas otras cosas, como en el caso de la vivienda, se puede ser creativo. Un entorno en el que vivas y esté aseado y muestre tu personalidad no tiene por que ser caro.

Probablemente surjan dificultades y miedos por el camino, como en todo proceso de cambio. Puedes pedir consejo a personas que conozcas que hayan pasado por lo mismo, o a los caballeros de la tabla redonda, que en este caso seríamos los instructores de esta casa.

[av_button label=’Taller de juego interno’ link=’portfolio,8523′ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’no’ icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ color=’orange’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ av_uid=’av-kmsm3x’]

Si queremos cambiar de verdad tenemos que cambiarlo todo. Con cambios cosméticos y superficiales tendremos sobre todo la sensación de que estamos cambiando… pero no conseguiremos más que cambios superficiales. Si quieres un gran cambio debes de poner la carne en el asador.

Los seis niveles del juego interno: Las conductas.

[av_blog blog_type=’posts’ categories=’1785′ link=’category’ blog_style=’single-big’ columns=’3′ contents=’excerpt’ content_length=’excerpt_read_more’ preview_mode=’auto’ image_size=’portfolio’ items=’3′ offset=’0′ paginate=’yes’ av_uid=’av-14m2e1x’]

 

[av_button label=’Conoce el taller de juego interno’ link=’portfolio,8523′ link_target=’_blank’ size=’medium’ position=’center’ icon_select=’no’ icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ color=’purple’ custom_bg=’#444444′ custom_font=’#ffffff’ av_uid=’av-vway91′]

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Mira nuestro aviso legal.

ACEPTAR
Aviso de cookies