Uncategorized

Los musculos del sexo: Ejercicios de Kegel para chicos y para chica

By 25 septiembre 2020No Comments

Los ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo o ejercicios de Kegel (reciben este nombre por el Dr. Arnold Kegel), son unos ejercicios destinados a fortalecer los músculos pélvicos. También están recomendados para evitar alteraciones como la incontinencia urinaria o para facilitar el parto. En el campo sexual son los ejercicios que hay que practicar para obtener buenos resultados a la hora de conseguir mayor placer sexual.

En la zona del perineo se hallan varios músculos. Entre ellos se encuentra el pubocoxígeo, que recorre la zona de la pelvis desde el hueso púbico hasta el coxis tanto en el hombre como en la mujer, y el bulbocavernoso, que es un músculo par y superficial del periné, que varía en sus inserciones y trayecto en hombres y mujeres.

Ambos músculos se contraen involuntariamente durante el orgasmo, aunque también los contraéis voluntariamente cuando no os queréis mear encima.

 

 

Como identificar los músculos correctos

 

Chicos y chicas: Fijaros en que músculos de la zona genital usáis para detener la orina.

Cuando orinéis detened la orina y repetir esta acción varias veces, hasta que reconozcáis la sensación de contraer el grupo correcto de músculos. No hay que hacer los ejercicios de Kegel orinando, esta actividad sólo sirve para reconocer los músculos correctos que ejercitaremos.

Imaginad que estuvierais aguantando la orina ahora mismo, intentad sentir cómo se contraen esos músculos internos. ¿Los sentís? Pues esos son los músculos que hay que ejercitar.

Para las chicas que necesitéis un poco de ayuda para identificarlos podéis insertar un dedo en la vagina y apretar los músculos alrededor del dedo, como si estuvieras reteniendo la orina. En este caso, los músculos abdominales y del culo deben permanecer relajados. Y para los chicos colocad un dedo en vuestro ano, Contraed vuestros músculos como si tratarais de evitar que salgan la orina y las evacuaciones. Los músculos rectales deben apretar vuestro dedo.

Ejercicios para chicas

Fortalecer los músculos pélvicos no sólo va a mejorar vuestra vida sexual, también puede contribuir a aumentar la lubricación vaginal, prevenir la incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de la orina)  y el prolapso uterino. Estos ejercicios también ayudan a recuperar el tono muscular vaginal después de dar a luz. Al tener un buen tono en los músculos pélvicos ayuda a aumentar la afluencia de sangre en la zona pélvica y incrementa la sensibilidad de vuestro punto G. Los ejercicios de Kegel también hacen que sea más fácil alcanzar el orgasmo u orgasmos múltiples.

La vagina de una mujer sin experiencia sexual o que no tenga fortalecida los músculos pélvicos es tensa porque aún no ha aprendido a relajar los músculos pélvicos. Si estos músculos no se fortalecen al ser estirados, puede que no desarrolle la capacidad de apretar el pene u otras cosas insertadas. El no fortalecerlos hace que disminuya el roce entre las paredes vaginales, con lo que una penetración vaginal puede no molar tanto como cuando tienes unos músculos pélvicos fuertes.

Hay algunos hombres que se quejan de que Fulanita, Menganita o Pepita tiene la vagina muy grande y practica sexo con ella no siente placer porque dicen que no roza con sus paredes vaginales y estos mismos hombres dicen que prefieren chicas con la vagina más pequeña porque piensan que sentirán más placer. Cuando para nada chicos, hay mujeres que le puedes hacer un fisting (introducir una mano en la vagina o en el ano, en este caso en la vagina) y después al introducir el pene, darte mucho más placer que una chica con la vagina mucho más pequeña. Todo depende de sus músculos pélvicos.

Aquí puedes leer la primera parte del artículo sobre los ejercicios de Kegel y sus beneficios

 musculos pelvicos ejercicios kegel mujeres

Pasos para realizar los ejercicios de kegel y fortalecer los músculos pélvicos (chicas):

Los ejercicios pueden realizarse en cualquier momento y lugar, no obstante si nunca los habéis realizado empezad poco a poco. Al realizar los ejercicios es preferible que los hagáis acostadas o sentadas en una silla.

  1. Aseguraos de tener la vejiga vacía
  2. Contraed ligeramente los músculos pélvicos durante unos segundos y relajándolos a continuación.
  3. Repetid el paso 2 entre cuatro y diez veces.

Cuando sepáis hacer esto bien, aumentad progresivamente el número de contracciones y de segundos hasta que podáis mantener el apretón al menos durante diez segundos y hacerlo entre diez y veinte veces seguidas.

  1. Contraer y relajar lo más rápido que se pueda. Repetir 20-25 veces.
  2. Combinad apretones largos con contracciones rápidas (cuatro o cinco contracciones rápidas después de una larga).

Es importante que durante la ejecución de estos ejercicios no sintáis molestias ni en el abdomen ni en la espalda. Si sentís molestias es porque estáis realizando los ejercicios de manera incorrecta.

Intentad sincronizar la respiración con los movimientos, inspirando cuando contraéis, aguantando la respiración mientras los mantenéis contraídos y soltando el aire mientras los relajáis, o respirando hondo cuando contraéis rápidamente. Estos ejercicios se pueden realizar dos o tres veces al día.

Una vez que dominéis estos ejercicios podéis hacer los siguientes, hacerlos todos o algunos de ellos:

  1. Imaginad que sujetáis algo con la vagina, mantener esta posición unos segundos y relajar. Repetir entre cinco y diez veces
  2. Imaginar mentalmente las paredes interiores de la vagina e intentar acercarlas contrayendo los músculos
  3. Intentad empujar como si intentarais expulsar de vuestra vagina algo insertada en ella, por ejemplo un dedo. Repetir entre cinco y diez veces.
  4. Si queréis podéis comprar en los sex shops una barra de ejercicios para la vagina, son básicamente como consoladores, a lo que vuestra vagina puede agarrarse para realizar los ejercicios, las bolas chinas también son muy útiles. O también podéis utilizar otros remedios caseros, siempre que estén limpios o envueltos con un condón para evitar infecciones.

 

(Barra de ejercicios Kegel)

Así que chicas ya sabéis, la próxima vez que os tengáis sexo, aprovechad para abrazársela, ya que a la mayoría de chicos les encanta. También podéis relajar la musculatura pélvica cuando vuestra pareja este a punto de eyacular y así retrasar un poco más su eyaculación (a excepción de los hombres multiorgásmicos que pueden tener un orgasmo sin eyacular, o aquellos que pueden eyacular varias veces seguidas sin entrar en el periodo refractario)

 

Ejercicios para chicos

Bueno chicos vamos a hablar de vuestra tercera pierna, aquella de la que tanto os gusta alardear.

Con la edad los músculos pélvicos se debilitan, tanto en hombres como mujeres, en el caso de los hombres causando problemas de erección. Pero si se ejercitan habitualmente, difícilmente tendréis problemas de disfunción eréctil o de impotencia.

Con la práctica habitual de estos ejercicios, vamos a ser más conscientes de lo que sucede antes y durante el orgasmo, fortalecer las erecciones, hacer los orgasmos más intensos y poder distinguirlos de la eyaculación, además de impedir el endurecimiento y la dilatación de la glándula prostática.

Los orgasmos parten de la próstata (aunque se producen en el cerebro), por lo que aprender a presionarla con los músculos pélvicos es importante.

 

ejercicio sexual hombres

 

Pasos para realizar los ejercicios de KEGEL (chicos):

 

  1. Orinar (vaciar la vejiga) antes de empezar.
  2. Inspirad y concentraros en los músculos pélvicos
  3. Cuando espiréis, contraed  los músculos pélvicos (podéis contraerlos más fuertemente si contraéis también los músculos que rodean los ojos y la boca)
  4. Inspirad y relajaros
  5. Repetir los pasos tres y cuatro contrayendo cuando espiráis y relajándolos cuando inspiráis. Repetir al menos diez veces
  6. Realizar al menos 10 contracciones rápidas

 

Estos ejercicios se pueden realizar 2 o 3 veces al día.

Para la gente más experimentada podéis utilizar pesos para fortalecer aun más vuestros músculos pélvicos:

Con el pene en erección podéis comenzar levantando y bajando una servilleta solo con la ayuda de vuestros músculos pélvicos, después probad con una toalla, después con una toalla mojada, etc.

 

Un saludo a toda la gente que nos lee

 

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Mira nuestro aviso legal.

ACEPTAR
Aviso de cookies